Publicado: 16 de Enero de 2017

Después de determinadas épocas como vacaciones es importante hacer un poco de limpieza o depuración del organismo, ya que se toman comidas especiales, algo más pesadas de lo habitual y que saturan al hígado, que debe eliminar todas las toxinas en exceso y también a otros órganos como el riñón.

El sistema inmunitario también se afecta por la ingesta de dulces, que por tener azucares refinados, disminuye la función de los elementos sanguineos encargados de las defensas.

Para depurar es importante primero volver a una alimentación sana, rica en verduras, frutas y con pocas carnes y poco pan.

Además podemos tomar licuados naturales preparados en licuadora, de zanahoria, manzana y apio, un trozo de tallo blanco. Son muy depurativos y diureticos.

También hay preparados de alcachofa y rábano negro que también pueden ser recomendables en un corto periodo.

Para una depuración más especializada y personal conviene consultar con un profesional.